SABADELL CITY.

La degradación de la periferia.

Svetlana P. (Socióloga)

LA DEGRADACION DE LA PERIFERIA.

Cuando llegué a Sabadell a principios del año 2000 me encontré una ciudad que habiendo tenido durante los últimos 20 años un gobierno de la misma ideología que los de mi país, lo cierto es que me pareció una ciudad próspera, segura, limpia y bien gobernada. Ciertamente que existían diferencias entre el centro, básicamente catalán, y la periferia, básicamente de inmigración española bastante homogénea en lengua y costumbres, gentes amables en general con las que conviví y fui bien aceptada durante estos primeros años.

De aquellos primeros meses del año 2000 hasta el actual 2020 lo cierto es que Sabadell parece una ciudad diferente, han pasado muchas cosas que hacen que los barrios se hayan degradado hasta extremos insoportables para muchos de sus antiguos vecinos que huyen de los mismos a la menor oportunidad.

La cosa no ha caído de repente del cielo, ha sido un lento y largo decaimiento que se ha acelerado en los últimos cinco años hasta quedar Sabadell convertida en ciudad dormitorio y quedar el centro convertido en un gran mercadillo de ropa barata que ha atraído a la rambla a un público que antes se concentraba en el Eix Macià.

Aunque la cosa ya empezó antes, lo cierto es que, a mi criterio, el punto de inflexión es el denominado “Caso Mercurio” que saltó a la prensa el mes de octubre de 2012, el cual acabó con la carrera política del alcalde del PSC Manuel Bustos. Fue ésta la primera y única ocasión en que la ciudad ha sido gobernada desde los barrios. A partir del caso mercurio el caos se adueña de la ciudad y no tanto por la crisis que ya empezaba a pegar fuerte, sino por el desgobierno en que la ciudad se vio sumida, desgobierno fomentado por una parte de las autoridades locales.

El pijoprogresismo vio su oportunidad y la aprovechó, recuperó lo que siempre ha pensado que es suyo, Sabadell, y durante cuatro años la ciudad estuvo gobernada por una gente que, a mi criterio, ha sido la puntilla que ha convertido la ciudad en lo que es.

El que tenga ojos para ver que vea y el que no se que se dé una vuelta por los barrios o por el centro, es igual, y lo que es peor, vencido el pijoprogresismo en las urnas lo que ha venido después no es sino la nada, simplemente la nada, suerte hay de que la maquinaria administrativa municipal en muchos aspectos funciona por sí misma sin necesidad del concurso de maquinaria política.

La periferia de Sabadell ha quedado repartida en guetos étnicos, de donde la población originaria huye. La cosa ya empezó años atrás con falsos empadronamientos, consentidos por las autoridades, para llevar a los hijos a colegios públicos fuera del gueto,  y ha continuado con que todo aquel que puede pagárselo se marcha de lo que antes esta un barrio con vida propia, donde los vecinos se conocían,  y ahora sólo es un sitio donde la gente se cruza por la calle sin tan siquiera mirarse a la cara, ni fiarse unos de otros.

El tema no tiene visos de mejorar, no hemos aprendido de países que antes que nosotros tuvieron este problema, no tardaremos mucho en ver calles o zonas donde la propia policía no se atreva a entrar, de hecho esto ya es así en ese vertedero social en que se ha convertido unos de nuestros barrios que ya era conflictivo y ahora lo es mucho más, donde los operarios que han de quitar los enganches  ilegales al tendido eléctrico no entran en el barrio si no van acompañados por una dotación importantísima de policía antidisturbios. Ni que decir tiene que nada más abandonar el barrio las furgonas de la antidisturbios, los enganches ilegales se vuelven a producir en tiempo record, lo cual no hace sino poner de manifiesto que en este barrio y no es el único, ya no hay ley.

Naturalmente los pijoprogresistas, que se solidarizan con el mundo mundial, no viven en estos barrios, será por ello que nunca se han tomado en serio el sufrimiento de estos vecinos. Y por si alguien tiene alguna duda, he podido hablar con inmigrantes, en general mujeres jóvenes y trabajadoras, como yo, que habiendo vivido a su llegada a Sabadell en un pisito en Les Termes, Can Deu, Campoamor, Polígono Espronceda, y otros, por el mismo precio han cambiado y ahora prefieren vivir en una habitación en un piso compartido lejos de tales lugares.

La degradación y la inseguridad avanza a pasos agigantados y va extendiéndose como una mancha de aceite por toda la ciudad. En cuanto al llamado centro, la mancha de aceite hace tiempo que se ha extendido por el Paseo y la Rambla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: