José Mª Torras Coll (Profesor Asociado de la UPF)

Intolerable movilidad coartada.

El caos se adueñó en Rodalies con un colapso descomunal generalizado. La salvaje huelga protagonizada por los maquinistas de Renfe ha dejado a miles  de usuarios en la estacada. Impotentes e indignados ante tal tropelía con gravísimas afectaciones en un servicio público de transporte esencial con manifiesto atentado a los derechos de la movilidad. 

Se despreciaron los servicios mínimos implementados. No se informó debidamente a los viajeros. Muchos quedaron atrapados en esa ratonera de inaceptable imposición con patente y descarado abuso del derecho de huelga-deficientemente regulado-.

Los maquinistas seleccionados, insensibles a las necesidades logísticas de los usuarios, no acudieron a su puesto de trabajo, dejando de dar cobertura a los servicios mínimos, provocando la interrupción del servicio e incluso su total paralización.

Renfe viene arrastrando un sinfín de incidencias y retrasos producto de un enorme déficit de inversiones que afecta a la calidad y a la seguridad del servicio con una infraestructura desvencijada y obsoleta. 

El tráfico ferroviario, en tales condiciones, no se erige como la opción ideal, como alternativa viable a la movilidad sostenible ni en una apuesta segura para lograr reducir la contaminación derivada del uso del vehículo privado para los desplazamientos, contribuyendo a la minoración del impacto medioambiental y sanitario y a una mejora de la calidad del aire.

Los trabajadores alegan que la maniobra de traspaso de Rodelies a Cataluña y a la Comunidad Valenciana  les dejaría «secuestrados» laboralmente en Cataluña, pero lo cierto es que se ha utilizado a los pasajeros como rehenes de unas reivindicaciones laborales. Como ha señalado el Síndic de Greuges, deben exigirse responsabilidades. Los maquinistas deberían reconsiderar de inmediato una estrategia tan dañina y vergonzosa, desconvocando la prosecución de la huelga, máxime cuando muchos usuarios, tras las secuelas laborales de la pandemia sufren la inquietud de un sombrío horizonte de incertidumbre laboral.

José María Torras Coll

Sabadell

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: