Hoy comemos en casa

Estofado de almejas con alcachofas.

Hoy, no es que nos hayamos vuelto veganos, simplemente traemos a colación de nuevo un plato de cocina de lo que salga. Es decir, se mira lo que hay y se hace lo que se puede y en ocasiones, como la de hoy, el plato sale exquisito, más que exquisito el plato queda para mojar pan.

ESTOFADO DE ALMEJAS CON ALCACHOFAS

Que acompañaremos con un picadillo a base de tomatitos cherry y langostinos.

INGREDIENTES:

Almejas, tipo rosellona.

Alcachofas naturales del tiempo.

Cebolla, ajo, azafrán en hebra.

Almendra, ajo, perejil y harina.

Puerro, zanahorias y un poco de perejil.

HACEMOS.

En primer lugar en una sartén al fuego,  ponemos a abrir las almejas, hecho lo cual las reservamos y reservamos también el caldo que sueltan.

En segundo lugar,  preparamos un caldo suave de verduras  con el puerro, la zanahoria y un poco de perejil, las cuales ponemos a fuego lento y retiramos en el momento en que el agua empiece a hervir, así tenemos un caldo transparente.

En tercer lugar,  en un mortero, preparamos una picada de almendra, ajo, un poco de perejil y un poco de vino blanco y le añadimos un poco del caldo que habíamos reservado de la sartén donde hemos abierto las almejas.

En cuanto lugar, en una cazuela, pochamos la cebolla y a continuación añadimos un poco de harina y se pasa bien hasta que se disuelva. Hecho  lo cual añadimos a la cazuela las alcachofas cortadas en cuartos y se cubre todo ello con el caldo de verduras, y se le añade la picada que habíamos preparado en el mortero, rematándolo todo con unas hebras de azafrán.

Ponemos  todo ello al fuego medio  y cuando lleve 15 minutos de cocción añadimos las almejas y se deja todo ello al mismo fuego durante 10 minutos más y ya lo tenemos.

Como compañamiento:

El estofado de almejas con alcachofas puede ser acompañado , pues rebaja mucho, con  un picadillo de tomatitos cherry y langostinos sobre una vinagreta de aceite de oliva, sal y vinagre de Módena.

Tanto en el estofado como en el picadillo, se recomienda mojar poco pan en los diferentes calditos, muy ricos ambos; no es que sea pecado, es que se empieza y no se acaba.

Para beber, una copa de vino, tinto o blanco, entra bien.

Buen provecho.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: