Hoy comemos en casa

Cabrito al horno con patatas

Se tarda un tiempo en hacerlo pero el resultado es inmejorable

Aquí lo tenemos, a punto de salir del horno y emplatar. La foto no es muy buena, pero la carne resultó bien pasada y muy sabrosa.

Ningún secreto, sólo la pata de cabrito, unas patatitas, algo de cebolla y un poco de dedicación, todo ello regado con un buen chorreo de coñac (cualquiera vale), y se siente uno el hombre mas feliz del mundo.

Ojo con el animalito, que de pequeños son muy graciosos, pero cuando crecen les cambia el carácer y en todo pasan del diminutivo al aumentativo.

Tras un plato así, si uno es capaz de comerlo entero, patatitas incluídas y acompañado con un buen vino tinto, p.e. un ribera de duero, es aconsejable hacer una buena siesta y dejar el ejercicio físico para otro momento.

A la mesa y buen provecho.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: