General

Vuelta al tajo.

Buenos días amigos, se acaban las segundas navidades pandémicas, ¡ya era hora!. Pandémicas y esperpénticas pues esperpéntico es decretar un toque de queda nocturno, con una muy débil base legal, de 1 a 6 de la madrugada (poca gente se ve a esas horas por las calles) y al mismo tiempo mantener abierto el «contagiódromo» de la Rambla atestado de miles de personas durante todo el día, todos bien juntitos y apelotonaditos buscando inconscientemente la llamada inmunidad de rebaño.

Doctores tiene la Iglesia, suele decirse, y ellos sabrán el por qué de medidas tan drásticas y absurdas al mismo tiempo.

En cuanto a nosotros, volvemos al tajo, e iniciamos el tercer año de esta modesta revista sin otra pretensión que la divulgativa, dando las gracias a todos aquellos de vosotros que os tomáis la molestia de leernos en uno u otro hemisferio.

Antonio Vega

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: