Hoy comemos en casa

Huevos camperos fritos con patatas.

Las mejores recetas son las que a lo largo de decenios ha descubierto el pueblo llano en tiempos de escased, en éste y en todos los países, hacer de la necesidad virtud, comida de pobres por la que en la actualidad te cobran un pastón en los mejores restaurantes. Hace unos días en televisión entrevistaban a una nonagenaria de Menorca que se negaba a probar la caldereta de langosta y a la que se le saltaron las lágrimas al recordar que de niña era lo único que había de comer en su sencilla casa de pescadores, comida para pobres, poco nutritiva, y hoy ya vemos lo que han cambiado las cosas.

En hoy comemos en casa, también tenemos algo de esto, comida de pobres pero que aportaba la fortaleza necesaria para poder trabajar en el campo, en tiempos en que la siembra y la recolección casi toda se hacía a mano.

HUEVOS FRITOS CAMPEROS BIEN ACOMPAÑADOS.

Lo de bien acompañados viene por el chorizo, la morcilla, los pimientos verdes y naturalmente las patatas fritas.

¡Ah las patatas fritas!, ¿se imagina alguien un mundo sin patatas fritas?. Colón en su busca de una ruta navegando en dirección Occidente hacia los países de las especias en Oriente, dio con otro tipo de especias más alimenticias y que vinieron a cambiar muy mucho la alimentación en el mundo actual: la patata, el plátano, el tomate, el maíz y tantos otros productos hasta entonces desconocidos por estos lares.

INGREDIENTES:

Huevos camperos, ajo, morcilla y chorizo de calidad, pimientos verdes y patatas naturales.

HACEMOS:

Freímos la patata natural en aceite de oliva suave, junto con un diente de ajo cortado en láminas para darle sabor y reservamos.

A continuación, en el mismo aceite freímos los huevos para que cojan el sabor anterior de las patatas, el ajo y el pimiento.

En sartén aparte, con unas gotas de aceite pasamos el pimiento, junto el chorizo y la morcilla, cortados a rodajas.

Lo enplatamos todo junto y ñam, ñam, a la mesa.

Que conste que estos platos sencillos, tan castizos y con tantas calorías, son sólo para de vez en cuando y sobre todo no abusar a la hora de mojar pan.

Para beber, una buena cerveza va bien.

Ea, a la mesa y buen provecho.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: